Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Inefable

Recuperando un escrito de hace un par de años, tratando de escribir algo.... por poco decente que sea


Está por todas partes... ¿Lo oyes?
No;

no lo oyes, porque no se oye.
Ni se le siente,

no hasta que no se te echa encima y te devora.


Primero, sus manos invisibles se introducen en tí y te arrancan todo pensamiento,
segundo... cada segundo parece una eternidad encerrada en una espiral infinita, hacia tus adentros... hacia tus abismos.

Lo último que sientes es el desconsuelo más atroz porque sabes que en esa enormidad que se ha vuelto tu mundo, nadie oye tu voz.
Lo peor es que ni siquiera tú la oyes.





Ahora parece todo más calmado,
la página en blanco se está manchando

Entradas más recientes

OJOS EN EL BOSQUE - microrrelato