Día Cuatro



Son las 16,59 de un lunes 16 de Abril.

Ayer pretendí escribir algo, creo recordar que era importante, una de esas visiones... pero... no sé qué pasó, que no escribí....
Quizás debí caer en un sueño...


No he dormido mi rato de siesta, como suelo hacer.
En cambio, he estado leyendo un par de poemas de Borges, pues he asistido a una conferencia realmente interesante DE DOS HORAS. muy larga, a mi gusto.


He vuelto con un hambre canina.
Y ni aún así estaba cansada, sólo tenía una hora de clase y ayer, parece ser que caí rendida... tanto que ni oí la alarma...
Creo que estos sueños y visiones van a más... pero tampoco puedo decir nada con exactitud pues, no recuerdo mucho. Sólo ojos... caras... 
y alguien...

He leído "El poema de los Dones" y "Himno al Mar",
quien me hubiera dicho que Borges en su momento fue un romántico tanto como me gustan a mi ahora, y seguramente siempre.


Viva Baudelaire, por cierto.


Ese es el romanticismo que me gusta.
El Romanticismo, así, en mayúsculas.
El del goticismo, del macabrismo incluso,
el de las ruinas, los castillos, los cementerios, la noche, las nieblas, las personas que son monstruos y los monstruos que son personas.


Viva Guillermo de Toro.


Esto me lleva a recordar a que llevo otra temporada escuchando únicamente a Marilyn Manson.
Lo de esas personas que son monstruos.


Hace años que conocía las típicas canciones, que curiosamente son las versiones. Y Beautiful People.


En Halloween le redescubrí, por así decirlo, cuando buscaba la BSO de Nightmare Befores Christmas de Dany Elfman (música).
Casi todos los años suelo hacer una maratón de Tim Burton por Halloween.
Yo no me disfrazo, yo me camuflo entre las sábanas, la oscuridad y las palomitas.


Y bueno, le redescubrí. Digamos que le presté atención. Parece ser que dentro de lo que dice ese monstruito, ha pronunciado palabras inteligibles.


Aquel 28 de Noviembre asumí que tenía mi lado oscuro. Todos los tenemos. ¿O no?


Pero no sé, prefiero hablar de luz. Y desde que conozco a David Fonseca... siento que me hace brillar.
Se podría decir que Emanem (MM) me hace vibrar y David Fonseca, brillar. Si.


Todo queda en la voz. Si no fuera por su voz no habría caído en dicha tentación.


Los sonidos graves siempre han sacado, y sacarán, lo más bajo de mi.


Así conocí a David Fonseca, cuando Buenafuente molaba, allá por 2009. Fue de las pocas veces que vi la tele de peque hasta tan tarde. Ví dicho programa “Buenafuente” y me quedé toda la noche con los oídos bien abiertos a causa de la música de David.


Acababa de descubrir la entrada a mi paraíso musical: los graves.


Paro aquí mismo. Ya escribí una página y lo que he contado ha sido nada. Chorradas, disgresiones como decimos los filólogos.
exceptuando a David, que es pura luz. Luz pura. No una chorrada. Me despido hasta la noche y continúo en otra página.


PST. Seguro que te acabas de dar cuenta que de M&M viene el nombre de los lacasitos americanos (emanem)

Comentarios

esto no es un diario normal

Entradas Populares